Categorias:

Las formas de financiar la compra de tu vehículo

Solicitar financiación para la compra de tu automóvil es un proceso sumamente sencillo.

¿Estás considerando cambiar de vehículo? Coches.com ofrece una amplia variedad: coupés, todoterrenos, descapotables, monovolúmenes, familiares… y además, te brinda la oportunidad de obtener el mejor préstamo para adquirirlo.

Es crucial evaluar tu nivel de endeudamiento y tu capacidad real para pagar el préstamo de tu coche. Es recomendable establecer un presupuesto previo y conocer los diferentes tipos de interés aplicables a la financiación de un vehículo:

  1. Tipo de interés fijo: Hoy en día, la mayoría de los préstamos para la compra de vehículos tienen un tipo de interés fijo. Esto implica que el cliente abona cuotas constantes a lo largo de todo el préstamo.
  2. Tipo de interés variable: En este tipo de préstamo, la cuota mensual varía, ya que está referenciada a un valor externo (generalmente el Euribor) al que se le suma un diferencial.
  3. Préstamos flexibles: Este método de pago es muy común en las marcas de automóviles. Pueden ofrecer la primera cuota gratis o reducir su monto durante el primer año como atractivo. Sin embargo, es importante verificar la cuota que se empezará a pagar tras la promoción.
  4. Crédito Selectivo o Multiopción: Consiste en financiar solo una parte del costo total del vehículo durante un plazo relativamente corto y dejar el resto para un último pago, denominado “valor futuro mínimo garantizado”. Este valor mínimo de recompra se establece al finalizar el préstamo.

Financiar el coche a través de la financiación ofrecida por el concesionario puede parecer la opción más directa y rápida, pero no necesariamente la más recomendable. A menudo, este tipo de financiación proviene de la propia marca o de entidades asociadas. Aunque en el pasado tenía condiciones desfavorables, en la actualidad, debido a la necesidad de vender vehículos, las condiciones han mejorado sustancialmente. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este tipo de préstamo suele venir con una serie de seguros que incrementan el precio. Una ventaja es que el concesionario se encarga de todo el papeleo.

Esta opción de financiamiento en el concesionario puede ofrecerte:

  • Conveniencia: Los concesionarios ofrecen vehículos y financiación en un solo lugar, y suelen tener horarios más flexibles, incluso por la tarde y durante los fines de semana.
  • Múltiples opciones de financiación: Debido a que los concesionarios pueden tener relación con varios bancos y compañías financieras, financiar la compra a través del concesionario te brinda acceso a una amplia variedad de opciones.
  • Programas especiales: Los concesionarios a veces ofrecen programas patrocinados por los fabricantes de vehículos, tasas de interés bajas o incentivos para los compradores.

Otra opción a considerar es el leasing o renting.

Antes de decidir financiar o arrendar un vehículo, es esencial analizar detenidamente tu situación financiera para asegurarse de tener ingresos suficientes para cubrir tus gastos mensuales. Si decides financiar la compra, ten en cuenta que el monto total que pagarás dependerá de varios factores, como el precio negociado del vehículo, la tasa porcentual anual o APR (negociable), y la duración del contrato de crédito.

Opta por financiar o arrendar un vehículo solo cuando estés seguro de que puedes asumir una nueva obligación financiera. Revisa el costo total de la compra o del contrato de arrendamiento. El momento adecuado para considerar asumir deuda adicional es cuando tus gastos son inferiores a tus ingresos. Asegúrate de que la carga adicional de la deuda que decidas asumir no afecte la cantidad que planeas ahorrar para emergencias, prioridades u objetivos de vida esenciales.

Otra alternativa interesante es la multiopción, similar a un alquiler con opción a compra. Bajo este esquema, el cliente paga una entrada y cuotas mensuales. Al finalizar la multiopción, el cliente decide si adquiere el vehículo, lo devuelve o lo cambia por otro de la misma marca. A menudo, esta opción incluye el seguro del vehículo o el mantenimiento.

También es importante conocer los requisitos para comprar coches financiados sin entrada:

  • Ser mayor de edad.
  • No estar registrado en ninguna lista de morosos.
  • Demostrar una capacidad económica suficiente para afrontar el pago del préstamo.

Estos son los requisitos fundamentales, pero también se solicitan otros datos genéricos, como tener el DNI en vigor, historial laboral, propiedades a tu nombre, fotocopia de la última declaración de la renta, entre otros.

Para asegurar un proceso financiero exitoso, sigue estos consejos para financiar un coche sin entrada:

  • Es fundamental establecer un presupuesto límite (generalmente se aconseja que no supere el 20% de tus ingresos).
  • Considera otros gastos además de la cuota fija mensual, como combustible, ITV, reparaciones, seguros, etc. Todos estos elementos deben formar parte de tu plan para tomar la decisión adecuada.
  • Investiga las diversas formas de financiación disponibles y analiza las tasas de interés de cada préstamo. Anteriormente se mencionaron cuatro formas de financiar un coche sin entrada, por lo que es recomendable investigar cada una de ellas para determinar cuál se adapta mejor a tu estilo de vida y nivel de ingresos. Tómate el tiempo necesario para esta evaluación.
  • Utiliza simuladores disponibles en varias páginas web que te permiten calcular lo que pagarías, incluyendo intereses, cada mes durante x años (los que elijas) para adquirir un determinado coche. Es una excelente opción para tener una idea del costo de comprar un vehículo específico, si ya has casi tomado la decisión.
  • Evita fijar plazos demasiado largos, ya que esto aumentará los intereses y depreciará el valor del coche. Es recomendable pagar un poco más durante menos meses que alargar el plazo.
  • Investiga posibles ayudas del Estado. Dependiendo de tus objetivos, a veces puedes beneficiarte de ayudas públicas específicas para esto. Dedica el tiempo necesario para investigar estas opciones y posiblemente ahorra algunos euros.

Es fundamental familiarizarse con los términos específicos antes de firmar cualquier documento relacionado con la financiación, ya sea en el concesionario, banco, compañía financiera o cooperativa de crédito. Aquí te presento algunos términos clave:

  • Contrato de servicio extendido: Protección opcional para cubrir componentes mecánicos y eléctricos específicos del vehículo, complementando cualquier garantía existente.
  • Asignatario o cesionario: La entidad que compra el contrato al concesionario.
  • Informe de crédito: Un documento que incluye información sobre tu historial crediticio, pagos, demandas, bancarrotas, entre otros. Es utilizado por los otorgantes de crédito para evaluar solicitudes de crédito, seguros, empleo o alquiler de vivienda.
  • Cargo financiero: El costo del crédito expresado en un monto en dinero, sujeto a negociación.
  • Pago inicial: El monto inicial pagado para reducir la cantidad a financiar.
  • Financiación a tasa fija: Financiación con una tasa que permanece constante durante todo el contrato.
  • Financiación a tasa variable: Financiación con una tasa que varía, modificando el monto a pagar a lo largo del contrato. Este tipo de tasa no es común en las transacciones de financiación de vehículos.
  • Monto del pago o cuota mensual: La cantidad a pagar mensualmente para ir cancelando el préstamo, contrato de financiación o acuerdo de leasing.
  • Monto financiado: La cantidad de crédito expresada en dinero.
  • Precio negociado del vehículo: El costo acordado de compra del vehículo entre el comprador y el vendedor, reflejando descuentos u ofertas especiales.
  • Productos o servicios adicionales: Ofertas opcionales de productos o servicios que el concesionario puede presentar en una venta, financiación o leasing.
  • Protección garantizada del automóvil (GAP): Protección opcional que cubre la diferencia entre lo adeudado por el vehículo y el monto que recibirías de tu compañía de seguros en caso de robo o siniestro antes de cancelar tu obligación de crédito.
  • Recupero: Posibilidad de que el acreedor recupere el vehículo si no se realizan los pagos según lo acordado.
  • Seguro de crédito: Seguro opcional que cubre el saldo impago previsto en caso de fallecimiento o los pagos mensuales programados en caso de discapacidad.

Espero que esta información te sea útil al considerar la financiación de tu próximo vehículo. Si necesitas más detalles o tienes alguna pregunta adicional, no dudes en preguntar. ¡Buena suerte en tu búsqueda y adquisición de tu nuevo automóvil!